Posts in Actividades en el Zoo

El Día Internacional del Jaguar recalca acciones pendientes para su conservación

noviembre 25, 2020 Posted by Actividades en el Zoo, Boletines, Educación 0 thoughts on “El Día Internacional del Jaguar recalca acciones pendientes para su conservación”

Los jaguares enfrentan hoy en día las amenazas más fuertes a lo largo de todo su hábitat en los ecosistemas de la América tropical. Esta situación exige urgentemente que se ejecuten acciones y esfuerzos reales que garanticen la persistencia del jaguar en cada uno de los territorios, de acuerdo a las problemáticas locales. Estas necesidades se encuentran plenamente identificadas en los países de la región, a través de diferentes estrategias y planes de acción para la conservación de esta especie.

Además de asegurar que las selvas tropicales estén libres de deforestación, cacería y polución, es necesario que se desarrollen acciones de conservación ex-situ, es decir, en espacios como zoológicos y centros de rescate. El plan de acción para la conservación del jaguar en Ecuador establece la necesidad de que el trabajo desarrollado con jaguares mantenidos bajo cuidado humano en ese tipo de instituciones, sea una garantía para que, progresivamente, se fortalezcan las poblaciones silvestres que actualmente enfrentan amenazas críticas.

Iniciativas de la Educación Ambiental, enfocadas en contenidos que se centren en el jaguar, proyectos de reproducción de jaguares para reinserción, o investigaciones promovidas desde casos particulares de jaguares mantenidos en zoológicos, son algunas alternativas que ya se han desarrollado en diversos centros de rescate del continente. Por ejemplo, el Parque Nacional Iguaçu (Brasil), que es parte de la Asociación Latinoamericana de Parques Zoológicos y Acuarios (ALPZA), a la que también pertenece el Zoo de Quito, actualmente ejecuta el Proyecto Jaguares, con el que se desarrollan acciones en tres áreas: investigación, engagement y coexistencia.

En investigación se monitorea la densidad de población de jaguares, a través de censos cada 2 años, estudio de base de presas, análisis de dieta y captura de jaguares para la instalación de collares para monitoreo.

Las actividades de engagement consisten en un trabajo de sensibilización y difusión de información sobre el jaguar, en comunidades de 14 municipios vecinos del Parque Nacional, con el fin de despertar un sentido de pertenencia con la especie. Además, crearon Time Panthera, un proyecto de ciencia ciudadana y participación comunitaria en las acciones del proyecto. En cuanto a la coexistencia, la población recibe constantes inducciones respecto a buenas prácticas de tenencia responsable de mascotas para prevenir depredación, indicaciones de seguridad en caso de depredación o avistamiento de jaguares, hasta la instalación de dispositivos anti-depredación, con el objetivo de aumentar la tolerancia de las personas a los grandes felinos. También identifican talentos locales que se pueden aprovechar para generar ingresos alternativos y agregar valor a los jaguares vivos.

Una conmemoración necesaria

Este domingo 29 de noviembre se conmemora el Día Internacional del Jaguar (Panthera onca), una fecha establecida por la urgencia de promover la conservación del felino más grande de América. Además, es una oportunidad para reafirmar la importancia de este animal como especie paraguas, es decir, que su existencia en extensos territorios con diferentes tipos de hábitats, significa la protección para otras especies menores con las que coexiste, lo cual garantiza la vigencia de las funciones de los ecosistemas en los que está presente.

En Ecuador, el Jaguar habita en la Costa, Amazonía y en estribaciones dentro de bosques tropicales y subtropicales. Las amenazas principales que enfrenta esta especie son la caza ilegal, la deforestación y la degradación ambiental de las selvas que habita. Según WWF, esas razones ubican a este felino en la categoría de especie “casi amenazada” de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), situación que se agrava  en nuestro país, donde está clasificada como “En Peligro” en la Amazonía, y “en Peligro Crítico” en la Costa.

Martín Bustamante, director del Zoológico de Quito, señala que el jaguar ha sido una especie prioritaria para el Zoo, lo cual se ha promovido con mensajes y contenidos de educación que tienen como protagonista a esta especie. Asimismo, considera que la conservación del jaguar todavía requiere que en Ecuador se promuevan mayores esfuerzos y se sigan las recomendaciones del Plan de Acción Nacional.

Por su parte, Gabriela Arévalo, directora del departamento de Educación para Conservación de este centro de rescate de vida silvestre, considera que es indispensable trabajar en proyectos de investigación que nos permitan conocer la percepción que la ciudadanía tiene respecto a esta especie, tanto en la urbe como en las zonas cercanas donde habita, y a partir de esos resultados desarrollar proyectos sostenidos de educación ambiental orientados a promover la protección a este especie. Por tanto, es fundamental invertir recursos y acciones en procesos educativos a nivel comunitario, formal e informal dirigidos a todo tipo de público.

Arte y educación inspiradas en la causa del Jaguar

Mo Vásquez, artista visual quiteña, pintará un mural en un espacio del Zoológico de Quito, con un diseño que recordará a Felipe, un jaguar que vivió durante varios años en este centro de rescate, al que llegó después de que una persona intentó criarlo como mascota. Pero no solo representará a un individuo, sino que será la imagen simbólica del espíritu de los jaguares que han llegado al Zoo, principalmente por ser víctimas de tráfico ilegal o cautiverio doméstico.

“Hace tres años me encuentro investigando y pintando la selva, especialmente la flora y el mundo felino de la Amazonía ecuatoriana”, menciona Mo Vásquez, explicando que esa investigación consistió en recorrer varias provincias de esa región para admirar entornos y especies silvestres “especialmente el jaguar, considerado como un protector de la selva. Recordemos que esta especie se encuentra severamente amenazada por la caza ilegal y destrucción de su hábitat”.

Para ella es importante hacer esta obra, ya que así pretende aportar, mediante su trabajo y talento, al objetivo primordial de que la gente conozca más sobre la importancia de la conservación de este felino. “Pintar un mural en el Zoológico de Quito es realmente significativo, y más aún en la fecha en la que se conmemora el Día Internacional del Jaguar. Creo que es una forma de visibilizar, a través de un mural, a esta especie cultural que se ve amenazada y que ha perdido gran parte de su territorio, y por ende su hábitat. Es por ello que también representará el hábitat natural donde vive el jaguar”, expresó.

El desarrollo de esta obra, que se efectuará entre el 26 y el 29 de noviembre, será el eje de un conjunto de actividades previstas por el departamento de Educación para la Conservación, con el fin de que los visitantes del Zoo descubran al felino más grande de América a través del arte, experimenten con sus sentidos y conozcan lo más importante de este animal.

Conviértete en un jaguar

Durante estos días, el equipo de educadores y voluntarios del Zoológico de Quito centrarán sus actividades educativas en el jaguar. “Queremos que quienes vengan al Zoo se sientan jaguares. Descubran a este animal poniéndose en sus patas, bajo su piel, percibiendo el mundo desde los sentidos de un felino”, mencionó Michelle Ángulo, jefa de educadores. El objetivo es que mientras recorren los senderos del Zoo conozcan a este especie, la identifiquen como un felino nativo de los bosques del Ecuador, se sientan cautivados por su belleza y fuerza, y se comprometan a investigar más sobre ellos y a apoyar su conservación.

Cronograma “Somos Jaguares”

Jueves 26 a domingo 29Sendero de huellasJuego de exploración y descubrimiento inspirado en las huellas del jaguar.
Jueves 26 y Viernes 27 (de 11h00 a 15h30) 

Sábado 28 (de 09h00 a 16h00)

Vive los sentidos del Jaguar En una estación de sentidos, las personas experimentan sensaciones cercanas al olfato, vista y tacto de los jaguares.
Jueves 26 y viernes 27 (12h00 – 13h00 -14h00 -15h00)

Sábado y Domingo (10h30 a 16h00)

Títeres, cuentacuentos y otras historiasHistoria interactiva sobre el jaguar que viven en el Zoo de Quito.
Domingo 29 (15h00)Develación del mural  

 Además, jueves y viernes de esta semana los visitantes encontrarán huellas de jaguar hechas con cemento, para pintarlas mientras observan el trabajo que se hace en el mural. Después, las huellas pintadas serán ubicadas al costado del sendero en las inmediaciones del recinto de jaguar, como símbolo de empatía con la causa de protección y conservación de la especie. Además, los visitantes, guiados por nuestros educadores, podrán pintar huellas, manchas y otros rasgos de los jaguares en algunas bancas del Zoológico, así como una rayuela también diseñada por la artista.

Durante el mes de diciembre, el equipo de Educación para la Conservación realizará talleres online con niños y niñas de la escuela Homero Viteri Lafronte en Guayllabamba, enfocados en dar a conocer lo más importante sobre el jaguar.

En este verano desarrollamos actividades para reconectarse con la naturaleza

agosto 13, 2020 Posted by Actividades en el Zoo, Educación 0 thoughts on “En este verano desarrollamos actividades para reconectarse con la naturaleza”

Durante este mes, las vacaciones estarán llenas de naturaleza y diversión, con la nueva propuesta de actividades recreativas que el Zoológico de Quito desarrolla para que las familias vuelvan a conectar con el entorno natural, desde Guayllabamba. De esta manera, el centro de rescate desea acompañar a la ciudadanía a acercarse a la naturaleza, mientras comparte actividades al aire libre de manera segura.

De martes a jueves, el centro tendrá juegos y experiencias para que niños, niñas y adultos interactúen con el entorno natural, mientras aprenden sobre las especies endémicas del Ecuador. Entre las acciones propuestas para este mes, se encuentran:  

  • #NosFuimosALaNaturaleza 

Todos los martes y miércoles de agosto, los visitantes podrán participar de una propuesta pedagógica de exploración en los senderos del bosque seco, un ecosistema que alberga una gran biodiversidad de flora y fauna, dentro del Zoológico de Quito.

A la entrada del centro de rescate, se distribuirá una divertida guía con retos, adivinanzas y juegos, a través de los cuales, las familias aprenderán a descubrir árboles nativos, identificar aves, percibir los secretos de este ecosistema, y lo más importante: conectar su cuerpo, mente y corazón con la naturaleza. 

Esta actividad es ideal para todos los miembros de la familia. Los grupos que concluyan la lista de las actividades recibirán un reconocimiento por parte del Zoo de Quito.  

  • Cuentos silvestres

Los miércoles 19 y 26 de agosto, de 11h00 y 15h00, las familias podrán sumergirse en el mundo de los cóndores, los jaguares y los guacamayos. Despertarán a su artista interior y dibujarán las historias de los animales para ser parte de un libro colaborativo que el Zoológico de Quito está creando, para mostrar desde la mirada de los más pequeños esa percepción que tienen del mundo animal, su relación con la cultura ancestral, sus amenazas y el trabajo de los centros de rescate. 

  • Rapaces en Vuelo 

Todos los jueves a las 12h00 y 15h00, el zoológico tendrá pruebas de vuelo con aves que han sido rehabilitadas y están recuperando su capacidad de volar. Podrán conocer de cerca un águila pechinegra, un gavilán variable y un gallinazo de cabeza negra; sus historias y relación con el ecosistema transmitirán la importancia de estas aves en la naturaleza.  

“Es una invitación que hacemos a la comunidad para profundizar en nuestra relación con la naturaleza, abrir nuestros sentidos a escuchar, mirar y sentir el bosque seco de Guayllabamba mientras recorremos senderos donde habitan diversidad de especies nativas. Esta exploración pedagógica nace del interés del Zoo de Quito de continuar con sus objetivos de proponer a nuestros públicos procesos de educación ambiental, y en este caso, el escenario natural del Zoo es ideal para permitir que la naturaleza se manifieste y despierte curiosidad en las familias por el mundo natural”, comenta Gabriela Arévalo, directora de Educación para la Conservación del centro.


El Zoológico de Quito está abierto de lunes a domingo, de 09h00 a 16h00. El costo de las entradas es de $6 para adultos; $4 para niños y niñas mayores de 3 años y $3 dólares para tercera edad. Los boletos pueden ser adquiridos en https://www.buenplan.com.ec/event/Zoolidarizate y en las boleterías del centro. 

A lo largo del recorrido, el zoológico cuenta con la señalización respectiva para que los visitantes circulen en una sola dirección y mantengan el distanciamiento entre familias. En las instalaciones existen baños y lavabos para el aseo de manos. Al ingreso se realiza toma de temperatura. El uso de la mascarilla es obligatorio para visitantes y personal encargado. Todas las normas de bioseguridad implementadas están detalladas aquí: https://www.quitozoo.org/el-regrezoo/

Interactuar con la naturaleza: un beneficio para el desarrollo integral

Relacionarse con el entorno natural es una acción esencial para el desarrollo integral de las personas. A más del beneficio físico que generan las actividades al aire libre, el contacto con la naturaleza mejora el estado de ánimo y reduce la ansiedad. Además, beneficia las relaciones sociales, despertando sentido de comunidad y más empatía en las personas.

“Nuestra especie necesita del entorno verde”, expresa Pamela Tello, psicóloga educativa y neuro-psicóloga clínica. Esta profesional destaca que entrar en contacto con la naturaleza ayuda a preservar estable nuestro sistema nervioso, ya que “caminar oxigena el cerebro, favorece la circulación y tenemos la mente despejada”.

Tomando en cuenta el contexto de emergencia sanitaria que aún se mantiene vigente en Ecuador y el mundo, la especialista explica que el encierro genera angustia, estrés e, incluso, puede desarrollarse el Síndrome de la Cabaña, que se manifiesta especialmente en el miedo a salir de casa por el riesgo de contagio que eso implica.

“Reconectarse con la naturaleza permite tener esa serenidad mental que el encierro te quita, siempre y cuando se cumpla con todas las medidas de seguridad como las que se han implementado en el Zoológico”, señala la especialista. Además, acota que esta reconexión con lo natural también es necesaria para la gente que trabaja desde casa y está expuesta constantemente a los dispositivos electrónicos, porque respirar aire puro aminora el agotamiento físico y mental provocados por el teletrabajo.

Ante esto, el Zoológico de Quito se presenta como una de las mejores opciones para disfrutar las vacaciones en familia, en un permanente estado de contacto con la naturaleza. Asimismo, con su visita, los turistas colaboran para sostener la labor de este centro de rescate que alberga a más de 600 animales silvestres, rescatado del tráfico, el maltrato y la mascotización.

Síguenos en Instagram

 

© Fundación Zoológica del Ecuador 2020

error: Contenido de esta pagina está protegido por derechos de autor.
×

Hola!

Consúltanos en nuestro chat de WhatsApp o envíanos un correo a info@quitozoo.org

× ¿Cómo puedo ayudarte?